Content

0 comentarios

Cómo ocultar los cables de una televisión colgada sin hacer rozas


Hay veces que tenemos cables que sí o sí están por medio, y por el motivo que sea, hacer una roza para que vayan por dentro de la pared no es una opción.

Si buscamos por internet, hay miles de ideas para taparlos o disimularlos, aquí os enseño lo que he hecho yo.

El objetivo es muy simple: hacer una estructura que oculte los cables de la TV tras ella, y que quede lo más estético posible.

Como yo en esa pared blanca tengo en un lado un radiador blanco, en el otro lado un espejo con unos cuadros negros y en el medio la televisión, decidí poner un panel de color negro de suelo a techo, que ocupase más el lado blanco de la pared para equilibrar un poco el color negro en el conjunto de la habitación.

Además, si tapaba la caja de registro que hay junto al enchufe, podía sacar la toma de corriente directamente de ahí, y dejar el enchufe libre sin necesidad de tener siempre puesto un ladrón.

Para tapizarlo escogí polipiel de color negro a juego con el arcón-canapé de la cama.

Aquí tenéis una foto del antes, y otra del después.


¿Qué necesito?

- Listones de madera de pino.
- Cola de carpintero
- Tela (en mi caso polipiel)
- Grapadora de tapizar
- Grapas
- Sierra
- Formón
- Cinta de doble cara

¿Cómo lo hago?

Necesitamos listones lo suficientemente gruesos como para hacer un rebaje en el que quepan los cables que queremos tapar, que entre en el espacio que queda entre la TV y la pared, y con la anchura suficiente como para grapar la tela en ellos.

Mis cables miden 8 mm de grosor y el espacio entre la TV y la pared es de 15 mm, por lo que yo compré listones de 12 mm de grosor y 35 mm de ancho.


Cortamos los listones a la medida que necesitemos (algunas tiendas de bricolaje te los cortan a la medida que les digas) y los unimos con cola de carpintero y las mismas grapas que utilicemos para la tela. Grapando las maderas por ambos lados, la unión es lo suficientemente fuerte.


Hacemos dos rebajes con el formón: uno para la entrada de los cables, y otro para la salida de los mismos justo detrás de la tele.


Grapamos la tela a la madera. Como la polipiel es gruesa, para que no haya mucho sobrante de tela en las esquinas, cortamos la tela justa para que no se monte una sobre otra.

También hacemos unos cortes en la zona de entrada y salida de los cables, para permitir que pasen bien.


Pegamos la estructura a la pared con cinta de doble cara colocando los cables en los rebajes que hemos hecho y después enchufamos y colocamos la televisión.

Leer más »
0 comentarios

Transfer de foto con cola blanca


Vamos a ver cómo hacer un transfer de una foto a otro soporte, de forma casera, sin utilizar productos específicos.

Este método de transferencia, funciona con soportes porosos, como por ejemplo la madera.
No vale para transferir fotos a plásticos o cristal. (Al menos a mi no me ha funcionado). Si vosotros sabéis cómo usarlo en esos soportes, contádnoslo en los comentarios ;)

¿Qué necesito?

- Pegamento tipo Floky o Cola blanca
- Pincel o brocha
- Imagen que queramos transferir
- Impresora
- Agua
- Esponja
- Pintura blanca (opcional)
- Espátula o tarjeta de plástico

¿Cómo lo hago?

1. Lo primero es elegir la imagen que queramos trasferir e imprimirla en modo espejo, (sobre todo si esa imagen lleva letras), para que al transferirlo al lienzo se lean correctamente.

Para ello, yo utilizo Photoshop: abrimos la imagen y vamos al menú "imagen" luego vamos a "Rotación de imagen" y escogemos la opción "Voltear lienzo horizontal"
Una vez que tengamos la imagen lista, la imprimimos en la impresora de casa (la mía es láser). También vale si vamos a una copistería y hacemos una fotocopia de la imagen que necesitemos transferir.

2. Ahora preparamos el soporte sobre el que vamos a hacer el transfer. Hay que tener en cuenta que lo que se transfiere es la tinta y el poco residuo de papel blanco que podáis dejar sin quitar, por lo que debemos decidir si queremos dejar el soporte con el color original, o si queremos prepararlo de alguna manera, dándole por ejemplo, una mano de pintura blanca.

Mi soporte es la tapa de una caja con dibujos geométricos, por lo que sí que lo voy a pintar de color blanco, para que no se transparenten esos dibujos a través de mi imagen.
3. Sobre la imagen que vamos a transferir, aplicamos dos capas muy finas de cola blanca con el pincel, (la superficie debe quedar muy uniforme en todas las áreas de la foto). Damos una mano en sentido horizontal, dejamos secar, damos la otra mano en sentido vertical y dejamos secar de nuevo.
4. Volvemos a poner cola sobre todo el dibujo y lo pegamos en la superficie sobre la que queremos hacer el transfer y lo dejamos secar toda la noche.

Para que no queden burbujas que puedan levantar el papel, repasamos bien toda la superficie con un trapo, una espátula, una tarjeta de crédito...
5. Mojamos una esponja con agua y la pasamos sobre la superficie, muy suavemente, casi como si lo acariciásemos, sin hacer apenas presión, de forma que poco a poco vayamos quitando la celulosa y dejando a la vista la imagen.

A mi me gusta más hacerlo así que con los dedos porque el papel se quita de forma más uniforme por toda la imagen, ya que haciendo círculos con los dedos es más fácil hacer demasiada presión en alguna zona y estropear la imagen.

De todos modos, si se os quita la tinta demasiado en alguna zona, tampoco pasa nada, ya que el efecto desgastado va muy bien al tipo de trabajos que se realizan con ésta técnica.

¡Ojo! Este paso requiere mucha paciencia, yo recomiendo hacerlo en varias veces:
Quitar toda la celulosa que podamos hasta que veamos la imagen claramente y dejar secar.
Nos va a pasar que nos parecía que ya habíamos quitado toda la celulosa y la imagen ya había salido, pero al secarse, se queda una capa blanquecina que quita nitidez a la imagen.
Repetimos el proceso volviendo a pasar las esponja húmeda, las veces que haga falta.

A mi me gusta hacerlo así, en dos o tres veces, dejando secar entre medias, porque si estamos mucho rato aportando agua con la esponja, es más fácil que la imagen se rompa, (pero si dejamos la esponja seca también podemos romper el papel), por lo que de éste modo evitamos saturarlo de tanto líquido y logramos un acabado mejor

6. Finalmente, para proteger el trabajo, le damos una nueva capa de cola blanca por encima. Esta capa también sirve si tras el paso anterior aún nos quedaba un fino velo blanquecino, ya que con la cola o el barniz se suele disipar.

Nota. Como veis en la foto de portada, yo he añadido un poco de color gris en el borde.
Lo he hecho para unificar la tapa con el resto de la caja, pero no es necesario. Si habéis quitado más celulosa en un sitio que en otro, y os queda la imagen con bordes irregulares, no os preocupéis, porque para según qué trabajos, también queda bonito ;)
Leer más »
0 comentarios

Regalar dinero en un cumpleaños


Si tienes pensado regalar dinero en un cumpleaños pero no quieres dar el dinero sin más, aquí te propongo una idea sencilla y bonita:

¿Qué necesito?

- Billetes
- Tarjeta
- Cinta adhesiva
- Cinta doble cara
- Rotuladores

¿Cómo lo hago?

Compra una tarjeta de felicitación o hazla tu mismo.

Enrolla los billetes que quieras regalar y sujeta el rollito con cinta adhesiva que no deje residuo, una gomita, o lo que quieras

Pégalos en la tarjeta con un poco de cinta de doble cara y dibuja sobre ellos unas pequeñas llamas que simulen que los billetes son las velas.

Ya tienes una felicitación original con tu regalo incluido.
Leer más »
0 comentarios

DIY Navidad: Corona Elfo


Vamos a terminar la serie de coronas navideñas de este año, con una más pequeña inspirada en esos duendecillos o elfos que ayudan a Santa Claus en sus tareas.

¿Qué necesito?

- Corona de porexpan
- Goma Eva, tela, fieltro o cartulina de colores: verde, blanco y rojo.
- Tijeras
- Pegamento de barra
- Alfileres
- Fieltro de color negro
- Goma eva o washi-tape con pururina, dorado o plateado para la hebilla.
- Cinta adhesiva de pintor o carrocero.

Ya sabéis que siempre intento utilizar cosas que tengo por casa, y si para un trabajo puedo utilizar recortes que me sobrasen de otro, es mucho mejor que comprar materiales nuevos cada vez, por lo que en este trabajo mezclaré distintos materiales, ya que lo único importante son los colores.

¿Cómo lo hago?

Para la parte verde del elfo, yo he utilizado Goma EVA, que he cortado en tiras de unos 3 cm de ancho por unos 14 de largo y las he ido colocando al rededor de la corona con pegamento de barra y alfileres.

Se van superponiendo un poco unas encima de las otras para ir tapando toda la base de la corona, y cubriremos así media circunferencia de color verde.

La cinta central, que es la última que se coloca, tiene que ser un poco más larga ya que va completamente encima de otras cintas de Goma Eva.


La parte inferior de la coronoa queremos que se parezca a los característicos leotardos de rayas rojas que llevan los duendes, para ello yo he utilizado tela de color blanco y cartulina de color rojo.

Ponemos un poco de pegamento en el porexpan, colocamos la tela cubriendo toda la parte inferior de la circunferencia.y la estiramos hasta ajustarla como queremos, sujetándola en la parte trasera con alfileres.

Para que ningún alfiler tenga la tentación de salirse de su sitio, colocamos encima de ellos cinta adhesiva de pintor.

Con la cartulina, hacemos tiras igual que con la Goma EVA, y las colocamos sobre la tela alternando rojo y blanco. Igualmente ponemos pegamento en toda la cartulina y rematamos  la unión con un alfiler.


Para hacer el cinturón, utilizamos una tira de fieltro negro, a la que le hemos pegado una hebilla que en esta ocasión está hecha con un trozo de cartulina decorada con washi-tape de purpurina

Este cinturón se coloca tapando la unión de la mitad verde y la mitad roja-blanca, y se fija en la parte trasera de la corona con alfileres.


Una vez terminada, aquí tenemos nuestras tres coronas juuntas:


Si quieres saber cómo hacer la Corona de Santa Claus, pincha aquí.
Si quieres saber cómo hacer la Corona de Rudolph, pincha aquí.
Leer más »
0 comentarios

DIY Navidad: Corona Reno Rudolph


Con la mitad del porexpan que nos sobró de la corona de Santa Claus, vamos a hacer otra inspirada en el fiel compañero de Papá Noel, su reno Rudolph.

¿Qué necesito?

- Un disco que sirva de base. Puede ser de porexpan, cartón...
- Papel Crespón dorado
- Cartón o cartulina marrón.
- Goma EVA color carne o marron para las orejas
- Goma EVA, cartulina u otro material de color rojo para la nariz
- Tijeras
- Pegamento
- Alfileres
- Cinta de adhesiva.

¿Cómo lo hago?

Primero vamos a hacer las orejas, para ello dibujamos la forma en la goma eva y recortamos dejando en la parte inferior una tira que nos sirva para colocarla al rededor de la corona de porexpan

Para colocarlas obre las coronas, las pegamos con pegamento y reforzamos la unión con alfileres.

Para hacer los cuernos, los dibujamos sobre cartulina y los colocamos de la misma manera que las orejas


Después forramos la corona con papel crespón y lo sujetamos por la parte trasera con la cinta adhesiva. Yo utilizo cinta de pintor o carrocero.

Finalmente para hacer la nariz, recortamos un círculo de cartón en el que pegamos la cartulina o gomaeva roja, y por la parte de atrás le pegamos unas alfileres para poder clavarlo en la corona.



Leer más »
0 comentarios

DIY Navidad: Corona Santa Claus


Vamos a hacer una corona navideña con una forma divertida que nos recuerde a Papá Noel.
Para ello, tiraremos de clichés y utilizaremos el color rojo que le dio Coca Cola en los años 30 (ya sabéis que antes de eso Santa Claus vestía de color verde) y el detalle del cinturón rodeando su gran barriga.

¿Qué necesito?

- Un disco que sirva de base. Puede ser de porexpan, cartón...
- Cortador de poliestileno o cutter.
- Cinta de espumillon rojo
- Fieltro negro
- Goma EVA o cartulina para le hebilla
- Tijeras
- Pegamento
- Alfileres
- Pintura dorada (opcional)

¿Cómo lo hago?

Si hemos comprado un disco de porexpan o espuma de poliestileno para hacer coronas, vamos a cortarlo en dos para que no abulte tanto. (Yo he comprado una base de porexpan de 33 cm de diámetro)

Yo utilizo una herramienta para cortar este material sin desmenuzarlo que consiste en un filamento caliente que "derrite" el poliestireno por donde lo pasas y huele fatal a plástico quemado.
Si no tenéis esta herramienta, podéis utilizar un cutter bien afilado.
Da igual que el corte no sea muy preciso ya que lo vamos a tapar



Forramos con la cinta roja, enrollándola alrededor de la corona. Para ello sujetamos los extremos al porexpan con unos alfileres. (Yo he utilizado 2 cintas, aunque eso depende mucho de la largura de las mismas y del tamaño de la corona)



Para hacer la hebilla, yo he utilizado un trozo de Goma EVA de 10x10 cm que he pintado con un pintauñas dorado que tenía por casa. Se puede pintar con cualquier otra pintura. O hacerlo directamente con cartulina dorada, o con goma EVA de purpurina... lo que se os ocurra o tengáis más a mano.

Para hacer el cinturón. Cortamos una tira de fieltro negro de 60 cm de largo y unos 6 cm de ancho
Pegamos la hebilla al fieltro con pegamento y lo colocamos sobre la corona con alfileres de manera que rodee toda la parte delantera de la corona. (Solo la ponemos por delante, para que no se vea una segunda tira de fieltro en el agujero central de la corona)





Leer más »

Seguidores

One Lovely Blog Award

One Lovely Blog Award

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *